Publicado el: Dom 14, oct, 2012 a las 4:59 pm

Hacienda de Santa Catalina del Álamo, toda una historia

Por: Perla Meraz

Fotografía: José Luis Nava

Durango, Dgo.- A Finales de los años 1800 existió una hacienda reconocida en la región por su alta producción ovina y sus sembradíos, llamada en aquel tiempo la Hacienda de Santa Catalina del Álamo, misma que tenía un territorio de 442 mil hectáreas y comprendía los actuales municipios de Peñón Blanco, Guadalupe Victoria, parte de Cuencamé y Nazas.

La reseña histórica señala que las continuas expediciones organizadas por el Gobierno de la Nueva España, establecido a la caída del imperio Azteca, tenía como objeto explorar, conocer y ampliar el territorio, básicamente para descubrir yacimientos minerales.

El Gobierno Colonial comenzó entonces a otorgar concesiones para la explotación de tierras, siendo así como nacieron las grandes extensiones de propiedad de una sola familia, conocidas como haciendas.

A mediados del siglo XVIII la merced de tierras dio lugar a los latifundios y se acrecentaron estos por herencias, compras o despojos y se formaron los grandes mayorazgos, entre éstos se mencionan los Condes de San Pedro del Álamo, propietarios de esta hacienda.

Cuentan sus recuerdos los habitantes de la comunidad de Santa Catalina de Siena, población de este municipio donde se encuentran las ruinas, que en sus buenos tiempos la hacienda fue propiedad de la familia Martínez del Rio, incluso varios narran las historias de sus abuelos, quienes les contaban que la famosa actriz Dolores del Rio, casada con uno de los hijos de la familia, visitaba este lugar, donde permanecía por varios días.

Joel Barraza, cuenta que compró una de las casas cercanas a la hacienda, propiedad de las hijas de los administradores y ahí encontró unas fotografías de como lucía la hacienda con sus sembradíos y con miles de ovejas pastando, fotografías que adquirió a cambio de 10 pesos y que ahora conserva como un tesoro pues incluso su bisabuelo trabajo en el lugar como mayordomo.

En 1936  se dio origen a los actuales ejidos, colonias, fraccionamientos y pequeñas propiedades de los llanos de Guadalupe Victoria, fue entonces que poco a poco la Hacienda de Santa Catalina fue perdiendo su valor y productividad.

El fraccionamiento de Santa Catalina del Álamo se inició en 1917, dos décadas antes constituía un granero importante para el estado, lo que llamó la atención de las autoridades que dieron a la zona el carácter de municipio en el segundo tercio del presente siglo.

Actualmente estas ruinas son propiedad del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), lo que impide a los habitantes de Catalina y cualquier otra persona o institución tratar de restaurar o rescatar un poco de lo que queda de esta hacienda que un día fue una de las mejores.

¡Código QR para pasar la URL de la noticia a tu celular!

Sobre el Autor

- Editora del periódico Órale!! Qué Chiquito. . .

Mostrando 1 Comentario
Danos tu Opinión
  1. Bayona dice:

    gracias por dar a conocer lo mejor de Gpe Victoria